¿Cuando cambiar a vehículo eléctrico?

Escrito por ORBEGY el . Posteado en Noticias

Instalación de puntos de recarga

Para realizar un cambio a vehículo eléctrico es necesario instalar puntos de recarga en diferentes puntos de España. ORBEGY está especializada en instalar y gestionar puntos de recarga para vehículo eléctrico.

Madrid ha empezado el año como terminó 2018, con restricciones al tráfico por contaminación.Solo los vehículos híbridos y cero emisiones tienen garantizado circular y aparcar libremente en días de protocolo. El cierre de Madrid Central disparó las ventas de coches eléctricos un 103% en noviembre, hasta las 759 unidades en la capital.¿Es el momento de cambiar de coche o los nuevos ecológicos son todavía son demasiado caros y con problemas de autonomía? Entre ellos, el vehículo eléctrico parece hoy el destinado a triunfar. Ikea, el gigante del mobiliario low cost, se ha aliado con Iberdrola para la instalación de puntos de recarga eléctricos para el automóvil. Y no es la única alianza reciente en este terreno. Además de las eléctricas, petroleras como Repsol o fabricantes como Tesla se han lanzado a una carrera por sembrar España de electrolineras. El Gobierno ha anunciado que quiere prohibir la venta de vehículos diésel y de gasolina (los que emiten dióxido de carbono) a partir de 2040, en lo que coincide con Bruselas. Pero, sea o no así, lo que hace más creíble el cambio no es esa legislación en proyecto sino cómo se ha lanzado la industria a esta nueva carrera por la electrificación del parque automovilístico. Los eléctricos no se impondrán en dos días, pero su avance parece ya imparable, pese a que estemos muy lejos todavía, sobre todo en lo que se refiere a precios.Y no solo en precios, el tiempo de recarga de las baterías y el coste de las mismas todavía distan de los que serán necesarios para que se imponga el vehículo eléctrico. 2040 parece lejano, a pesar de las protestas que el anuncio del Gobierno ha desatado en los fabricantes, que alegan que este tipo de declaraciones generan inestabilidad en un sector que invierte a largo plazo y cuyos consumidores son muy sensibles a estos vaivenes (basta con ver la caída en la demanda de vehículos diésel).Pero las flotas de coches compartidos (carsharing), que han acercado la experiencia del vehículo eléctrico al ciudadano, unidas a las últimas generaciones de baterías de recarga rápida y con mayor autonomía y a las exigencias medioambientales están convirtiendo al coche eléctrico en el ganador de la movilidad futura.

Últimamente, a los típicos Nissan eléctricos de gama media, además de Tesla se están uniendo marcas como Porsche o Mercedes, que llevan el motor eléctrico a sus súper deportivos, además de otros como los Smart. Lo que supone un abanico de precios que va de los 80.000 euros de un Model S a los poco más de 20.000 euros de un Citroën C-Zéro. Lo que supone un gran esfuerzo de adaptación del sector.

En cualquier caso, frente a las pocas decenas de miles de vehículos eléctricos que hoy circulan por España, el Ministerio de Transición Ecológica calcula que serán cinco millones en 2030. De ahí que los grandes actores no quieran quedarse fuera de un negocio que requerirá entre 220.000 y medio millón de puntos de recarga según diversas fuentes.

 

Ganan cuota

El cambio de mentalidad hacia los vehículos alternativos se ve en las cifras de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles, de las que se desprende que sus ventas crecieron un 31,5% hasta septiembre, con un total de 917.759 unidades. Los híbridos crecieron un 33,6% y los de GNC, GLP o etanol, un 20%. En el caso de los vehículos eléctricos, que ganan cuota, el crecimiento fue del 37,4%, hasta las 132.944 unidades. Es de esperar que el aumento de los puntos de recarga y la paulatina mejora de las baterías y bajada de precios consoliden esta tendencia.

El único punto de debate lo ofrecen quienes advierten que si se tiene en cuenta el proceso de fabricación, la vida útil y el reciclaje de las baterías se puede anular el efecto medioambiental beneficioso de este tipo de vehículos, como se recoge en el informe New report highlights climate footprint of electric car battery production.  “Un automóvil eléctrico con una batería de 100kWh ha emitido de 15 a 20 toneladas de dióxido de carbono incluso antes de que se encienda el vehículo”, se asegura en el mismo.

Pero  hay expertos que rebaten que la producción y el reciclaje de las baterías serán cada vez más eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

Al coche eléctrico le queda todavía camino por recorrer; basta con ver el caos existente por la proliferación de sistemas de enchufe y recarga, aunque también con los teléfonos móviles ocurrió algo similar y los cargadores han acabado estandarizándose.

Las principales demandas de los conductores para la implantación definitiva del vehículo eléctrico son: mayor autonomía (38%), suprimir el IVA (22%) e incrementar los puntos de recarga (18%), según la Encuesta Nacional de Usuarios de Vehículo Eléctrico, realizada por All Media Consulting y Electromaps. Es llamativo que cada uno de estos conductores logra convencer de dos a tres personas de su entorno para la compra de un coche eléctrico.

Por el momento, quizás sea pronto y haya a quien le compense todavía mucho más comprar un gasolina o diésel tradicionales, los segundos con interesantes ofertas en el mercado. Pero el futuro se va imponiendo y las todavía escasas ayudas públicas al vehículo eléctrico se agotan en horas.

 

Etiquetas:, , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

ORBEGY

Orbegy, S.L. consultoría de eficiencia energética de Zaragoza, Ingeniería energética, Proyectos de energías renovables. Soluciones de ahorro energético y Auditorías energéticas